Cuando te miras al espejo y ves esas líneas verticales que recorren tu rostro desde el mentón hasta la comisura que hacen que te parezcas al muñeco de un ventrílocuo sientes que el paso del tiempo se te ha echado encima. Esas son las famosas líneas de marioneta que hacen que el rostro parezca más envejecido y genera una sensación de disgusto, pero no te preocupes, existen soluciones y tratamientos para devolver a tu rostro la juventud y la tersura que quieres.

Líneas de marioneta

Qué son las líneas de marioneta

Líneas de marioneta” es el término con que se conoce a las arrugas o surcos que se generan en el mentón, a partir el surco nasogeniano, y que recorren el rostro desde las comisuras de los labios hasta la barbilla, pudiendo llegar a superar el óvalo facial.

Se les conoce como “líneas de la amargura”, porque crean un efecto de tristeza en la expresión de la cara y pueden ser antiestéticas, envejecen el rostro de forma pronunciada y hacen que aparentemos más edad de la que nos gustaría.

Aunque ofrecen un aspecto avejentado y, en ocasiones, evidencia la caída del pómulo, las arrugas de las líneas de marioneta tienen fácil solución y su tratamiento es relativamente sencillo dependiendo de la profundidad e incidencia de las mismas. Es por ello que existen diferentes tipos de tratamiento para su eliminación.

¿Por qué aparecen las líneas de marioneta?

Las líneas de marioneta son arrugas y, a fin de cuentas, no dejan de evidenciar un envejecimiento de la piel, al igual que el resto de arrugas o surcos presentes en el rostro. En este caso, la evolución de estas líneas atiende a tres factores:

  • Herencia genética. Una mímica facial determinada por un factor genético puede acentuar más aún las arrugas.
  • Paso del tiempo. El envejecimiento incide de forma natural en todo tipo de estructuras, desde los huesos a los tejidos, incluyendo la piel.
    La merma en la grasa facial implica una pérdida de proyección de los pómulos que aumenta el volumen en el tercio inferior de la cara, de forma que el mentón se desdibuja y aparece el descolgamiento de los laterales de la barbilla, el surco nasogeniano y las líneas de marioneta.
  • Exposición sol. La exposición prolongada a la radiación solar trae como consecuencia la degeneración de las fibras elásticas de la piel, encargadas de la producción de colágeno y elastina que permiten disfrutar de un rostro más terso.

Técnicas para eliminar las líneas de marioneta

El objetivo de la corrección de cualquier tipo de arruga es recuperar la hendidura producida por la ruptura de la piel, haciendo que desaparezca esa línea hundida marcada y permitiendo recuperar el aspecto rejuvenecido de la piel.

Este es el caso de las líneas de marioneta, cuya incidencia puede tratarse de forma aislada con respecto a otros surcos faciales o dentro de un tratamiento integral para la recuperación de la tersura del rostro.

El envejecimiento de la piel puede evidenciarse en varios grados, de forma que es posible la aplicación de varios tipos de técnicas individuales o combinables entre sí para optimizar los resultados personalizando el tratamiento.
De este modo, los tratamientos de eliminación de las líneas de marioneta contemplan medidas como:

  1. Inducción de la síntesis de colágeno para arrugas leves sin ruptura epidérmica mediante radiofrecuencia, láser no ablativo fraccional, terapia regenerativa con factores de crecimiento o ácido hialurónico de baja intensidad.
  2. Voluminización para líneas de marioneta que presentan una depresión en reposo, mediante ácido hialurónico de intensidad media o alta, policaprolactona o hidroxiapatita cálcica.
  3. Tensor-Flash centrofacial en caso de líneas muy evidentes y descenso de pómulos, procediendo a la recolocación de tejidos descendidos.
  4. LAFC I o contorneado facial asistido por láser, extrayendo la grasa que provoca la deformación y rediseñando la zona a tratar.
  5. Resurfacing o Láser fraccional de CO2 para líneas de grado leve o moderado y presencia de arrugas peribucales, código de barras y problemas de textura cutánea, mediante la renovación de la superficie de la epidermis.
  6. Peeling químico para arrugas finas con presencia añadida de manchas o problemas de textura dérmica.

 

La existencia de diferentes herramientas terapéuticas disponibles en el ámbito de la estética permite que se pueda ofrecer tratamientos totalmente personalizados y ajustados a las necesidades individuales de cada paciente.

líneas de marioneta

Ácido hialurónico en líneas de marioneta

En la Clínica Ana Herráiz recomendamos los tratamientos a base de ácido hialurónico, que permiten elevar los surcos causantes de las líneas de marioneta y recupera la continuidad de la piel.

La profesionalidad y experiencia de nuestros especialistas permiten conseguir resultados naturales con todas las garantías y seguridad de un procedimiento versátil que ofrece recuperar la continuidad de la piel.

Con los tratamientos con ácido hialurónico en líneas de marioneta conseguimos un aspecto más rejuvenecido adoptando soluciones preventivas que evitan una mayor incidencia de la arruga y un deterioro sustancial del surco.

Las propiedades del ácido hialurónico son excepcionales para la piel, consiguiendo una integración perfecta en los tejidos cutáneos al constituir un componente natural de la propia dermis, permitiendo conseguir unos resultados muy naturales utilizando la técnica correcta.

El uso del ácido hialurónico para el levantamiento de los surcos y la recuperación de la continuidad de la piel es muy recurrido, ya que permite una mejora sustancial del aspecto de la piel además de una acción altamente preventiva para evitar un empeoramiento de la arruga.

El ácido hialurónico crea una barrera de contención natural que evita que la arruga que se genera al sonreír vaya a más. De ese modo, el tejido no se hunde y no se produce de nuevo la ruptura de la piel.

Diferentes tratamientos para diferentes niveles de gravedad

La categoría de la arruga obligará a aplicar un tratamiento u otro. Por eso es importante determinar con exactitud el síntoma al igual que el problema. En caso de tratarse de un pliegue causado por la caída de los tejidos que, como consecuencia, origina un sobrante de la piel debajo de la zona de las comisuras, el tratamiento es diferente. Ante este supuesto, debemos saber determinar que la línea de marioneta es el síntoma y que el verdadero problema radica en la flacidez de tejidos. Y es esa flacidez la que debemos tratar.

La solución a este supuesto es un procedimiento corrector mediante la regeneración de colágeno en el tercio medio inferior que recoloque la posición de la piel mediante hilos tensores, radiofrecuencia facial o fillers regeneradores de colágeno.

Saber identificar los síntomas, las causas y planificar un tratamiento correcto es fundamental para ofrecer a cada paciente una solución individualizada a su problema.

¿Quieres conocer qué tipo de tratamiento para las líneas de marioneta es el más adecuado para ti? Consúltanos y solicita una cita informativa con nuestros expertos en estética para valorar tu caso de forma personalizada.

En la Clínica Ana Herráiz sabemos lo importante que es sentirte bien y lucir un aspecto rejuvenecido y saludable, por eso combinamos los mejores tratamientos para cuidar tu piel con la mayor eficacia y seguridad. No dudes en consultarnos si tienes cualquier duda

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.