Ginecoestética

Los tratamientos de Ginecoestética hacen referencia a la ginecología funcional, regenerativa y estética como solución a múltiples problemas femeninos del tipo sequedad vaginal, incontinencia urinaria, prominencia labial o las relaciones sexuales molestas.

En Clínica Ana Herráiz realizamos tratamientos para el rejuvenecimiento de tu zona íntima con ácido hialurónico vulvar y vaginal.

La aplicación de ácido hialurónico (uno de los activos más conocidos y valorados en el mundo de la belleza) no solo es apto para uso estético, sino que sus bondades regenerativas y de mejora de la funcionalidad genital femenina lo convierten en un ingrediente de culto en cualquier tratamiento.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un polisacárido presente de forma natural en articulaciones, cartílagos, tejidos, piel y fluidos de nuestro organismo que cumple diferentes funciones dependiendo de la zona en que se encuentre y que constituye un elemento estructural de la matriz extracelular.

Su propiedad higroscópica de retención de grandes cantidades de agua al estar presente en altas concentraciones en piel y mucosas ha permitido su extendido uso en medicina estética, permitiendo todo tipo de tratamientos de hidratación, regeneración y volumen.

Ácido hialurónico en ginecoestética

El uso del ácido hialurónico en ginecoestética es ambivalente, al emplearse como tratamiento de hidratación y volumen en su aplicación en los labios mayores y como mecanismo regenerativo para mejorar la funcionalidad genital femenina en diferentes patologías vaginales como:

  • Atrofia y sequedad vaginal
  • Infecciones genitourinarias recidivantes
  • Dispareunia o dolor en las relaciones sexuales
  • Prurito
  • Vulvodinia
    Cicatrices fibróticas, dolorosas
    Hipoplasia o atrofia de labios mayores
  • Valoración previa labioplastia de reducción labios menores
  • Reducción del canal vaginal

Tipos de ácido hialurónico en ginecoestética

En ginecoestética se usan dos tipos de ácido hialurónico según el tipo de tratamiento que necesita cada paciente:

Ácido hialurónico reticulado de densidad intermedia

El uso del ácido hialurónico de densidad intermedia  está orientado al tratamiento de la hipotrofia leve mediante bioestimulación y rehidratación. Su administración en la mucosa vaginal mejora también la lubricación.

Ácido hialurónico reticulado de alta densidad

Este tipo de ácido hialurónico se emplea en el tratamiento de la hipotrofia moderada o grave y en la atrofia de los labios de la vulva al restablecer su volumen y obtener una mejor apariencia y la mejora de la funcionalidad, al constituir una protección natural de la vagina.

La administración de ácido hialurónico reticulado de alta densidad se realiza mediante inyecciones subcutáneas de relleno de la zona de los labios y el monte de venus.

Ventajas del uso del ácido hialurónico en ginecoestética

Las zonas tratadas con ácido hialurónico en ginecoestética no muestran retroceso significativo al tratamiento. La activación de células madre quiescentes por parte del ácido hialurónico supone una revolución en el mundo de la medicina y permite tratamientos exitosos de gran durabilidad.

La infiltración de ácido hialurónico en la zona a tratar, ya sea dermis, tejido celular subcutáneo o mucosa vaginal, se realiza en sesiones de entre 20 y 30 minutos bajo anestesia local tópica, siendo un método totalmente indoloro.

La administración de ácido hialurónico en ginecoestética permite la rehidratación y tonificación de la zona vaginal, así como una mayor lubricación, lo que deriva en una mejora sustancial de los problemas de incontinencia urinaria y molestias durante el coito.

Frecuencia de aplicación

Su efecto semipermanente permite realizar sesiones de mantenimiento y control cada año o año y medio.

¿Tienes alguna duda?

Si quieres reservar una cita o tienes cualquier duda contacta con nosotros

Sano por dentro y sano por fuera

Ana Herraiz

Sano por dentro, sano por fuera

Información de interés
Contacto